sábado, 28 de abril de 2018

Entrevista a Dry River

  DRY RIVER


Estoy haciendo unos movimientos a lo Michael Jackson, llevándome las manos al fistro de abajo escuchando a la banda de hoy. Tengo que decir que el suelo de la oficina de Rock and Troll tiene más roña que el palo de un gallinero. Además, ha vomitado uno de nuestros colaboradores y esta el suelo lleno de linfa. Pero hoy tenemos un grupazo realmente tremebundo para escuchar todo este puente de abril-mayo...

Dry River está sonando en bucle. Dry River mola cantidubi. Para Dry River ya no quedan entradas ni salidas. Dry River es la banda que os presentamos hoy con su tercer disco ya a las costillas. Una banda castellonense de rock sinfónico que nos presenta ''2038''. Diez temitas con los que os pueden reventar el coxis a la altura de la cresta ilíaca. Leña, caña y rock en proporciones y dimensiones mastodónticas. Nos cuentan toda la mandanga a continuación...




¿Qué se va a encontrar la peñita guapa en este tremebundo LP ''2038''?

Se va a encontrar con nuestro mejor disco, fruto de nuestro amor incondicional a la música donde el eclecticismo en torno al rock se consolida como seña de identidad de la banda. Con este trabajo puedes pasar del head bangin’ más frenético a tener el bello erizado por la sección de cuerda más delicada.

¿En que situación recomendáis escuchar este disco…?

Cualquier situación puede ser idónea para disfrutar de “2038”, si eres cirujano y te encuentras en medio de una operación a corazón abierto con bisturí en mano quizá ahí no…ahí no sería un buen momento. Aunque depende del tema, jaja.

Cerráis con este último trabajo una trilogía, ¿Qué cuidados ha tenido este trabajo con respecto a los anteriores trabajos?

Sin duda es el disco en el que más esfuerzo hemos invertido en cada una de las fases creativas. En la mezcla contamos con Manolo Tomás que es como el Maradona de los técnicos de sonido. Hemos ido a todo trapo en la grabación con estudios y material por encima de nuestras posibilidades. Ahora sólo nos queda pendiente atracar un banco para que todo vuelva a la normalidad.

¿La portada del disco es como una máquina del tiempo? ¿Quién es el autor?

Efectivamente, esa puerta granate con los dígitos del año de origen y el de destino es nuestra particular maquina del tiempo. La construyó Matías Orero (guitarra y coros) y la inmortalizo en el diseño de la “puertada” Ángel Belinchón (voz).

Si ahora mismo pudiera otorgaros el poder de revivir solamente a un personaje importante histórico dentro de la música, ¿Sería para...? ¿Por qué?

Es un pregunta difícil de contestar de una manera que represente a todo el grupo. Pero si hay algo en lo que coincidimos los 6 es sin duda en que Queen es de lo más grande que ha dado la música. Por ello Freddie Mercury sería una muy buena opción, tenía una voz de esas que te atrapan al momento y una manera de componer canciones única, reconocible a kilómetros. Seguro que sería muy divertido verlo interactuar con el mundo actual.

¿Como tenéis planteado el directo en los escenarios de este durísimo disco?

Intentamos que en el directo los temas de estudio ganen enteros gracias a la energía que te da el público. Los estribillos suenan mucho mejor cuando tienes delante de ti a personas que los corean a muerte, así que procuramos tocar como si se fuera a acabar el mundo esa misma noche. Nuestra premisa es que cada concierto sea una fiesta y que la gente que ha tenido el detalle de venir se vuelva a casa más feliz de lo que lo era.

Y respecto al repertorio, decir tiene como pilar a “2038” pero no faltan los “hits” de nuestros anteriores discos, incluso recuperamos algún tema que no solíamos hacer.


¿Qué hace en sus ratos libres DRY RIVER? ¿Alguna recomendación? (Deportes, Libros, Series, Videojuegos, Cocina…)

Pues la verdad es que no somos muy dados a tener tiempo libre, jaja.

David (bajo) ocupa la mayor parte de su tiempo con su hijo Pau, que por cierto es muy gracioso, apenas tiene dos años y si le dices que el bajo se debe tocar con púa te corrige diciendo “¡Noooo!”.

Matías (guitarra) además de ser un gran guitarrista disfruta mucho haciendo labores de luthier. Además de maquinas del tiempo construye guitarras y bajos.

Ángel (voz) es un tío multidisciplinar, tan pronto está aprendiendo a mejorar sus dotes al piano o la guitarra como se parte los cuernos para convertir su iPad en un telepronter, incluso va al gimnasio a veces.

Pedro (batería) disfruta mucho dando largos paseos con su perro y viendo en bucle “La vida moderna”.

Martí (teclados) es el hombre más ocupado del planeta tierra, tenemos la sospecha de que no duerme. El poco tiempo libre que tiene lo ocupa en acabar una opera rock que lleva cociendo hace años con otros músicos de la zona.

Carlos (guitarra,teclados) vive atrapado por la música pero por las noches suele retomar la vida de ser humano normal viendo felizmente algo en Netflix junto a su mujer y su perro. Lo último un documental sobre la cienciología que te deja con el culo torcido.


Ya por último y para cerrar esta entrevista, DRY RIVER, me gustaría preguntaros si tenéis algún mensaje que transmitir al gremio de artistas, toreros y caricatos excéntricos o al mundo en general. Lo que sea y se os pase por el maquinario…

Darles nuestra enhorabuena por ser valientes y luchar por ganarse la vida con aquello que les hace felices. Menos a los toreros.


TALTAVULL.