viernes, 5 de julio de 2019

Entrevista a The Mani-las

 THE MANI-LAS


¿¡Qué hay señoritos y señoritas?! La cosa anda muy malita. Esto es un pandemónium tremebundo. Se va a aparecer hasta el que asó la manteca.

Aquí tenemos a The Mani-las. Son un power trío femenino durísimo y tremebundo. Te dan la mano y se para el reloj. Su música no es apta para la gente que se mueve menos que los dientes de arriba. Un concierto The Mani-las se puede medir en la escala de Ritcher. Rock and roll a manos llenas.

The Mani-las está formada por Maika Makovski (voz, bajo), Olaia Bloom (guitarra) y Mariana Pérez (batera).  



 ¿Cómo nace este proyecto de The Mani-las? ¿Cuál es vuestro futuro más inmediato?

Bueno, pues nace a raíz de un viaje a Manila en el que Olaia acompañó a Maika para un concierto. El tema de The Exiters fue la clave; la incluyeron en el repertorio de Manila y la vuelta surgió la idea de grabarla en el estudio, para ello se unió Mariana y... ¡lo demás ya es historia! Respecto al futuro, anunciamos hace poco que en septiembre vamos a dar un parón indefinido. 

¿En qué estilo musical podríamos incluir a The Mani-las?

Pues obviamente dentro del rock and roll, acelerado, melódico y tan bestia como un puñetazo de Muhammad Ali de esos que daba en la cabeza.

¿Es He's got the power vuestro tema más durísimo y tremebundo?

No, tenemos muchos más, ese fue el primero y el que nos dio la clave de por donde queríamos llevar nuestro sonido y las canciones.

Si ahora mismo pudiera otorgaros el poder de revivir solamente a un personaje importante histórico dentro de la música, ¿Sería para...? ¿Por qué?

Probablemente a James Brown, que sabría poner la guinda a nuestras canciones y tal vez sería un gran productor. Aunque poder follarse a Jim Morrison tampoco estaría nada mal...

¿Como tenéis planteado el directo en los escenarios? ¿Fechas para deleitarnos con ese poderío?

Nuestro directo es lo más parecido a una fiesta de petardos en el interior de una tarta, así que cuando empiezan a explotar todo el mundo se pone perdido, música pegadiza y ritmos que invitan a bailar, a todo volumen y a toda hostia. Las fechas más cercanas serán en agosto... Nuestros últimos conciertos, el 16 en Gernika, y el 20 en O Grove.

¿Manila es un buen sitio para perderse y buscar la musa? ¿Alguna recomendación durísima?

Manila es una ciudad gigante con una diversidad apabullante, un gran escaparate para por ejemplo comprobar que el ser humano no se divide tan sólo en dos géneros. El centro histórico es una maravilla y los karaokes los sitios más divertidos y de visita obligada.

Ya por último y para cerrar esta entrevista, The Mani-las, me gustaría preguntaros si tenéis algún mensaje que transmitir al gremio de artistas, toreros y caricatos excéntricos o al mundo en general. Lo que sea y se os pase por el maquinario...

Que no os toquen los ovarios ni os frian la cabeza, sed resptusos con el medio ambiente y los animales, sed amables con la gente y no dudéis a la hora de tener que decidir entre ir a bailar rock and roll y ver un buen concierto o iros a perder el tiempo por ahí de compras o bebiendo cerveza para olvidar. 

TALTAVULL.

No hay comentarios:

Publicar un comentario